Pueblos étnicos de Sonora, claman por la paz de México y promueven renovadas formas para trasmitir la fé y cultura.

En el Coloquio y encuentro de animadores de la vida espiritual de nuestras tribus del Estado de Sonora,realizado en pueblo de Tórim en territorio Yaqui.

Desde la comunidad de Tórim uno de los ocho pueblos yaquis del estado de Sonora también se ha clamado por la paz social de nuestro México y del mundo entero, entre cantos y rezos de las distintas lenguas de los pueblos indígenas que participaron en el coloquio por la paz convocado por la pastoral indígena de la diócesis de Obregón.

De alguna manera todos las comunidades indígenas en nuestro país, han sido víctimas de violencia. El mundo entero vive tiempos difíciles y es cuando se hace necesario que se sumen mas voces y aclamaciones por retornar la paz social de nuestros pueblos.

El encuentro de animadores de la vida espiritual de las tribus de Sonora, fue convocado por el responsable de la pastoral indígena en la Diócesis de Obregón, Fray David Joseph Beaumont Pfeifer ante las agrupaciones representantes de cada una de las etnias, Pimas, guarijios, mayos, seris, triquis y yaquis,

Fray David Joseph Beaumont, responsaable de la Pastoral indígena en la Diocésis de Obregón Sonora México. con grupos espirituales de todas las etnias sonorenses.

La experiencia vivencial y las reacciones naturales manifestadas por cada representación de las etnias que participaron en el reciente coloquio por las Paz y vida espiritual realizado en Tórim, uno de los ocho pueblos yaquis el pasado 8 de febrero; cumplió con el objetivo de la búsqueda y retroalimentación entre la hermandad que lucha por conservar el respeto a sus culturas y las nuevas etapas formativas de las generaciones presentes, que defienden ante todo la perseverancia de su lengua nativa y sus tradiciones originales.

Las celebraciones religiosas y las alabanzas antes y después de la comunión se hicieron en el dialecto de cada una de las tribus participantes,

Todos en un mismo lugar, cada uno conviviendo de acuerdo a su identidad, con sus formas de vestir y los distintos dialectos étnicos, igual disfrutaban en comunidad la mesa de los alimentos que forman parte de sus costumbres enmedio de la naturalidad de recursos, compartiendo horas de sueño con el mismo cielo por techo ante el frío clima que los obligaba al abrigo y la búsqueda de una colchoneta y cobertores, después de convivir al calor de las hogueras en torno a la enramada donde se manifestó el arte original que tanto defienden, las danzas de los paskolas matachines y danza del venado en la que incursionaron niños y jóvenes que con sus cantos y sonidos de tambores y tenábaris alegraron su anochecer festivo.

Tribu Mayos durante la celebración oficiada por Fray David Joseph en el dialecto de ellos concelebrando el párroco de Vícam Jorge Figueroa en el templo de Tórim.
mujeres de la comunidad seri

La alegría en comunión de las diferentes etnias, entre niños, adolescentes, mujeres y hombres también fue notoria durante en las caminatas y peregrinaciones por la orilla del río en reconocimientos de los pasos y huellas de sus ancestros, las risas se mezclaron con los chasquidos de las brillantes hojas de los grandes y viejos alamos de inmenos troncos que ya manifiestan el deterioro del paso del tiempo, pero no por ello dejan de enverdecer entre ellos se escucharon los cantos de mujeres Concác que entonaron cantos de agradecimiento a tan generosa naturaleza y, al abrazo cálido con sus hermanos étnicos..

Escenarios que bien pudieran ser una puesta para la pantalla chica y grande con las maravillas naturales y la identidad colorida que orgullosas resaltaban las mujeres indígenas y, más aún con las entonaciones originales de sus emociones en la espiritualidad y en la coincidencia y aclamación que defienden el derecho y respeto a sus culturas.

Nativos guarijíos, pimas, mayos, seris, triquis, se hicieron presentes ante sus hermanos de la etnia yaqui, anfitriones del coloquio en Tórim, en el marco de actividades de una semana de comunión y hermandad en la religiosidad que el año anterior cumplió 400 años de la evangelización jesuita en los pueblos indígenas.

Cada día de la semana del coloquio, correspondió a las distintas etnias participantes que en su mesa de trabajo expusieron las condiciones y desarollo de sus actividades propias de acuerdo a los usos y costumbres, a sus tradiciones y de como éstas han sido impactadas ante las nuevas generaciones. Los fenómenos que se han detectado y que en alguos casos están modificando las conductas propias de quienes son nativos de las comunidades indígenas.

En su mayoría manifestaron inquietud ante los nuevos patrones de conductas en niños y adolescentes que son atraídos por los tiempos digitales en internet y por el acceso a los aparatos celulares. La “magia nociva” de videojuegos va atrapándoles más, que participar en las tareas tradicionales que durante décadas han sido impulsadas por sus mayores, por las familias y sus autoridades tradicionales..

A las luchas de la cotidianidad en el desarrollo y beneficios a sus pueblos indígenas, ahora suman la que enfrentan en cada hogar o familia donde hay acceso al internet y, a la necesidad de estar comunicados que los lleva a adquirir los teléfonos celulares. Es una lucha de culturas y búsqueda de mejorar sus condiciones de vida entre las comunidades indígenas que aparte sufren de marginación en sus necesidades mas elementales, la salud, seguridad y, la no destucción de sus recursos naturales que son fuente de sostenimiento en la mayoría de sus hogares.

Tribu Seri en celebración religiosa en templo de Tórim

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s